Yonel Soto denuncia a dirigente de construcción civil por robo y terrorismo

Yonel Soto denuncia a dirigente de construcción civil por robo y terrorismo
Compartir

El secretario regional de construcción civil, Jotwin Criollos Paredes, sostuvo que después que estuvo cuestionando a la CGTP de Franklin Reátegui Valladolid, por escandalosas irregularidades y por alejarse de las organizaciones sociales, para ponerlo al servicio de su más íntimo círculo, resulta ahora –dice Criollo- que le denunciaron por dos delitos: uno, robo agravado; y el otro, por terrorismo.

Para el dirigente es totalmente risible y preocupante a su vez que ante un cuestionamiento objetivo, la respuesta sea no con argumentos propios de dirigentes responsables; “sino respondan con denuncias calumniosas, como robo y terrorismo, la verdad no sé por qué hacen todo esto, estos señores, da pena, da vergüenza, y sorprende cómo calumnian sin medir las consecuencias”, expresó.

El que le denunció por esos dos delitos es Yonel Soto Guerrero, para quien dijo que trabajan coordinadamente con Reátegui para tratar de amedrentar a sus cuestionadores; “pero a mí no me van a amilanar todas estas cosas, nosotros seguimos firmes en reconformar la junta directiva”, aseguró.

Criollo aseguró que estuvo conversando con los máximos representantes de la CGTP y quedaron convencidos que efectivamente necesitan hacer cambios dentro de la dirigencia; “ahora último de los 186 que participamos en la asamblea de construcción civil, llegamos a participar unos 148, ha sido una reunión con buena participación”, declaró.

Por todo esto dijo que no tiene miedo a las arremetidas que vienen haciendo tanto Soto Guerrero como su gran amigo Franklin Reátegui. Así mismo expresó su preocupación por el silencio casi cómplice –dice- de los tres congresistas, respecto a la ley pulpín, ley que convierte en esclavos a miles de jóvenes; “por eso es que nosotros ya estamos alistándonos para una marcha que se va desarrollar a nivel nacional, para enfrentar esa ley pulpín, una ley que quieren convertir en esclavos a los jóvenes”, indicó.

La preocupación se baraja más porque como gremio –asegura- teme que las empresas empiezan a botar a los obreros jóvenes para dejarlo sin trabajo.

Sobre los 15 años de licencia que le acusaron a Franklin Reátegui de haber aprovechado durante la gestión de rector interino de la Unheval, David Maquera Lupaca, el sindicalista solo dijo que “tener una licencia de esa magnitud no es más que una corrupción descarada”, culminó.