Violador fue condenado a veinte años de cárcel

Violador fue condenado a veinte años de cárcel

La Sala Penal de Apelaciones de la Corte Superior de Justicia de Pasco, conformada por David Mapelli Palomino como presidente y director de debates e integrados por Flor De María Ayala Espinoza y Miguel Pando Colqui; sentenciaron a veinte años de pena privativa de la libertad efectiva a Claudio Zenón Paucar Cotrina (41), como autor del delito contra la libertad sexual en la figura jurídica de violación de la libertad sexual en la modalidad de violación de persona en incapacidad de resistencia, en agravio de la persona de iniciales B. C. A. C.; y le fijaron el pago de dos mil soles, por reparación civil.

El sentenciado, al no estar presente en la audiencia de la lectura de sentencia, el colegiado ordenó su captura a nivel nacional para su internamiento en el penal de Cochamarca (Pasco). Así también se ordenó la inhabilitación definitiva del ingreso al servicio docente o administrativo en instituciones de educación básica superior, pública o privada, en el Ministerio de Educación o sus organismos públicos descentralizados.

Según la acusación fiscal, en octubre del 2015, en el distrito de Tinyahuarco, los padres de su víctima (persona con discapacidad) salieron a la ciudad de Cerro de Pasco, y esto fue aprovechado por Claudio Zenón Paucar Cotrina, quien ingresó a la vivienda, para dar rienda suelta a sus bajos instintos.

El hermano de la agraviada, junto a su esposa, lo vieron salir de forma sospechosa, aduciendo que solo fue a prestarse un trapeador. Sin embargo, al ingresar a la casa, la víctima tenía las medias encima de su pantalón, al preguntarle lo que había pasado, a lo que respondió “wiwi» (refiriéndose al pene) «poto” señalando con sus manos a la altura de su vagina, poniéndose a llorar; de inmediato denunciaron lo ocurrido.

Claudio Zenón Paucar Cotrina, fue detenido e internado en el penal de Cochamarca, por nueve meses de prisión preventiva y en agosto del 2016, fue puesto en libertad.

Al evaluar los elementos de convicción, los magistrados de la Sala Penal de Apelaciones, lo condenaron a veinte años de cárcel, también dispusieron un tratamiento terapéutico al sentenciado, previo examen médico o psicológico, a fin de determinar su aplicación, a efectos de facilitar su readaptación social.