Preocupación en dirigentes y pobladores porque estadio de Chavinillo no se culmina

Preocupación en dirigentes y pobladores porque estadio de Chavinillo no se culmina

El presidente del Frente de Defensa de los Intereses de Chavinillo, Raúl Felipe, mostró su preocupación por que hasta la fecha no hay cuando acabar su bendito estadio, construcción que vino paralizada de la gestión de Luis Picón Quedo, y que en el de Rubén Alva Ochoa continuó con muchas paralizaciones, sobre todo, por las famosas ampliaciones presupuestales. Felipe sostuvo que la obra ya está paralizada desde hace más de un mes, razón por la cual las mismas autoridades de su provincia le encargaron que haga el seguimiento del proceso y saber a ciencia cierta por qué se ha paralizado y cuándo se va reiniciar, según a eso tomen las acciones.

“La preocupación es sobre todo para los juegos por el aniversario de mi provincia, y felizmente con eso nos están cumpliendo”, sentenció.

El dirigente vino a conversar directamente con el mismo Rubén Alva, pero -como siempre- no pudo ubicarlo, por lo que se resignó a dialogar con el gerente de obras, quien le aseguró que la primera semana de julio aproximadamente -y eso, si no encuentran los famosos peros- estarían reiniciando la obra. “Por eso me dijo que ya pidió ampliación de presupuesto que ya dio a conocer a las instituciones correspondientes”, declaró muy angustiado el dirigente.

Para Felipe que la obra termine en la próxima gestión sería una vergüenza, porque -refiere- que la obra viene de la gestión anterior y que ya se debió haber terminado. No pierde la fe que la obra se culminará en esta gestión, claro si hay voluntad, más cuando manifiesta que la obra está en un 70% de avance, y que solo falta un 30%; “entre ellos está parte de las tribunas, el cerco perimétrico, en realidad falta poco y por eso es que estamos reclamando lo que es justo”, indico.

Por su parte el subgerente de obras del Gobierno Regional de Huánuco, Antonio Valdivia Martel, refirió que la culminación de esta obra se estaría culminando en setiembre, aunque aclaró que la tribuna es la parte que está en arbitraje por una serie de observaciones que se llegó a detectar; “porque en los informes han visto que no estaba de acuerdo con lo que tenía que ser, por eso es que los especialistas no querían avalar estos trabajos, no se puede tocar y los responsables tendrán que asumir sus culpas”, culminó.