Pobladores de Huaracalla en Ambo acatan paro de 72 horas

Pobladores de Huaracalla en Ambo acatan paro de 72 horas

Después que el año pasado los comuneros de Salapampa y San Juan de Higos, comunidades de Ambo, se fueran a un paro indefinido contra la empresa hidroeléctrica Santa Lorenza, acusados de haber secado los manantiales de dichas comunidades, lo que generó la intervención de todas las instituciones; a meses después ahora los comuneros de Huaracalla también acatan un paro de 72 horas que inició hoy miércoles, esta vez por incumplimientos de convenio firmado por la empresa.

El presidente del Frente de Defensa de Huaracalle, Gilmer Suluhaga Vásquez, sostuvo que este paro preventivo de 72 horas, es porque la empresa Santa Lorenza ha incumplido en todos sus términos los convenios firmados con la población, convenio firmado por segunda vez el 05 de noviembre del año pasado, donde se comprometían a contratar mano de obra calificada y no calificada de la zona; “no se está dando nada de eso, ni siquiera han cumplido con la reforestación, con el inicio de la construcción del estadio, que fue un compromiso de la empresa, ellos se han comprometido”, expresó.

Además de ello también está la elaboración del expediente técnico de la posta médica, lo que ni siquiera –dice- se habla. Y aquí entra las traiciones de sus autoridades.

Suluhaga refiere que el segundo convenio del 05 de noviembre se firma luego que descubrieron que la expresidenta de Huaracalle, Zenobia Arias Fretel, había firmado a escondidas el convenio un 05 de mayo del 2017. El dirigente acusa a la exautoridad ‘vacada’, de haber realizado malos manejos en favor de sus propios intereses; “porque esta señora (Fretel) hizo que la empresa alquilara su tremenda casa en Mati Chico, esta señora se benefició con contratos de alquileres y de concesión de pensión del comedor, además ella misma dirigió qué empresa va construir el estadio, cuando eso se debió haber licitado públicamente”, reveló.

Evidentemente todo esto pasó porque la misma empresa Santa Lorenza lo permitió. El dirigente refiere que esos acuerdos son justos porque la empresa jamás se preocupó en resarcir las casas dañadas por los explosivos con dinamita que realizaban día y noche, además de contaminación ambiental entre otros.

Aquí también recuerda que el abogado que estaba llevando el caso, Armando Ríos Cervantes, quien –asegura- es esposo de Zenobia Arias, él mismo se había encargado de hacer archivar el caso; “cuando en un principio ese abogado nos decía que nos tienen que resarcir en dólares y nunca se dio ese pago, al contrario fue él mismo que firmó el archivamiento de esas denuncias, envés de pago solo nos dieron dolor de cabeza”, manifestó.