Penal de Cochamarca sería un infierno sin ley

Penal de Cochamarca sería un infierno sin ley

Familiares de los más de 520 reclusos denuncian que quienes permanecen en el penal de alta peligrosidad de Cochamarca estarían recibiendo maltratos y no son atendidos oportunamente por profesionales médicos calificados, asimismo expresaron su malestar por los presuntos actos de corrupción que se evidenciarían a vista y paciencia del jefe de seguridad.

En dicho penal que es llamado de máxima seguridad estarían ocurriendo cosas insólitas, muertes, en menos de un mes y medio murieron dos reos uno de apellido Ureta natural de Chinchán quien murió aparentemente en un suicidio con una soguilla que se fabricaría en dicho penal, pero que trascendió que este recluso habría dejado una nota donde habría sido amenazado y coaccionado por dos técnicos del INPE, al parecer le faltaba poco para salir del penal.

Increíblemente el Ministerio de Justicia habría premiado al actual director de este penal de ponerlo como jefe que ahora se cree un Dios en dicho penal que hace y deshace a su antojo en el penal de Cochamarca, este director estuvo como director en el penal de Chayapalca en Puno y tendría un historial lleno de procesos administrativos y denuncias penales, quien llegó con su gente de confianza que fungen de jefe de seguridad trabajaban en el penal Ancón I.

En dicho penal no habría personal profesional de la salud, ya que la situación seria un caos, enfermos graves, entre otros casos.

Se supo por ejemplo que en dicho penal una simple chalina cuesta nada menos que 50 soles, quien trafica con estos altos precios, con los trabajos de los internos

A esto se suma las andanza del director del penal que creyéndose el dueño amo y señor del penal habría hecho abuso de poder a tal punto que en la navidad y año nuevo pasadas, habría utilizado el vehículo del INPE para salir a la ciudad de Cerro de Pasco y  libar licor nada menos con personal femenino del INPE, que habrían sido obligadas, incluso existiría amenaza de este director a la pareja de una de las técnicas femeninas del personal del INPE que fue a reclamarle al enterarse que había salido a libar licor con su pareja y de regreso también seguir libando licor nada menos en el cuarto del director.

Estas acciones sería conveniente que se investigue a profundidad del cual detallaremos y que el Ministerio de Justicia tome cartas en este asunto.