Fiscalía formaliza investigación contra alcalde provincial de Huamalies

Fiscalía formaliza investigación contra alcalde provincial de Huamalies

La denuncia que realizó la exsecretaria general de la Municipalidad Provincial de Huamalíes, Anaís Santiago, toma fuerza en las investigaciones, por la presunta falsificación de su firma para obtener un millón de soles, por parte del alcalde Ciro Trinidad y su gerente Adolfo Espinoza.

Rechazar y denunciar las prácticas irregulares en contra de la administración pública, le ha granjeado el respeto entre sus colegas, a la exsecretaria general de la Municipalidad Provincial de Huamalíes, Anaís Santiago Chávez, pese a que se encontraba en tierras ajenas, no le tembló la mano para poner al descubierto las presuntas irregularidades que pretendían cometer el alcalde, Ciro Trinidad Rojas y el gerente Municipal, Adolfo Espinoza Victorio, contra quienes el Ministerio Público, recientemente formalizó la investigación por la presunta falsificación de firmas para obtener el préstamo de un millón de soles del Banco de la Nación.

De acuerdo al documento firmado por el fiscal de la Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Huamalíes, Bagner Narciso Gómez, se dispone formalizar y continuar con la investigación preparatoria contra Ciro Trinidad y Adolfo Espinoza, por el delito contra la fe pública-falsificación de documentos en general, en la modalidad de falsificación de documentos, en agravio de la Municipalidad Provincial de Huamalíes y Anaís Santiago, por el plazo de 120 días.

Para determinar si efectivamente los investigados incurrieron en la falsificación de firmas, como denunció valientemente la exfuncionaria de confianza de Trinidad, el fiscal dispuso la prueba grafotécnica de los implicados.

Como se recuerda, el caso se habría producido a raíz de que el propio alcalde y el gerente, acudieron al despacho de Santiago, llevando un acuerdo de concejo, que ya contenían algunas firmas de los regidores, para solicitar que firme ella, como secretaria General, al que se negó porque no había sido aprobado por el concejo, pero posteriormente se dio con la sorpresa de que aparecía su firma, pese a que se opuso firmarlo.