Defensoría critica al gobierno central por no solucionar a tiempo el problema agrario

Defensoría critica al gobierno central por no solucionar a tiempo el problema agrario

El representante de la Defensoría del Pueblo, Pier Paolo Marzo Rodriguez, lamentó la innecesaria demora del gobierno central para solucionar el problema agrario. Según Pier Marzo la solución debió haberse dado ni bien comenzaron los reclamos de los agricultores, y no esperar -dice- que haya habido protestas que ha terminado cobrando la vida de agricultores en otras regiones, y el enfrentamiento, también, innecesario de los bajateros con los manifestantes agricultores.

Primero comenzó con la parte buena, que por fin el campesino se hizo sentir y Huánuco logró más beneficios que otras regiones, a parte de los puntos firmados en el acuerdo, sostuvo que el Ministerio de Agricultura y el de Economía destinaron S/3 millones para la planta procesadora de tres provincias: Ambo, Huánuco y Pachitea, además que la línea de crédito se redujo a 5%. Esta es la parte buena. La parte negativa es, claro está, la falta de respuesta inmediata a la solución del problema, así mismo los daños contra los bienes públicos como una ambulancia volteada y al de la propiedad varios vehículos, entre ellos un bajaj quemado; “este acto violento pasó donde no hubo diálogo, me refiero al grupo que se organizó no sé si eran transportistas o eran delincuentes, pero estaban bien organizados y fue allí donde se desató el acto violento”, expresó. Y sobre este punto Pier Marzo dijo que el general Lam ya se comprometió a investigar por qué el mando medio no hizo nada para evitar el enfrentamiento entre agricultores y el otro grupo sospechoso que salió en contra de los campesinos; “porque en todos los días de la semana la policía sí jugó un papel importante en mantener el orden y la seguridad, porque incluso usó la fuerza moderada”, declaró.

La ausencia de dirigentes

Luego que los dirigentes viajaran a la ciudad de Lima, una característica que se pudo ver -dice- ha sido la falta de dirigentes, porque en todos los piquetes donde estaban los campesinos, no encontraban a los dirigentes, y si los encontraban al día siguiente ya los sacaban de la dirigencia, lo que hacía más difícil el diálogo; “pero en todo momento la Defensoría estuvo dialogando con los agricultores para que mantengan el orden y la tranquilidad”, aseguró.

Pero los últimos días fue más complicado, porque no solo había ausencia de dirigentes en nuestra ciudad, sino también que los dirigentes de Lima habían cortado la comunicación con sus bases, lo que generó un clima de incertidumbre en los manifestantes apostados en nuestra ciudad; “fue tanto así que incluso yo mismo tuve que leerles el acta que firmaron los dirigentes en Lima, y la gente aplaudió por los resultados que estaban teniendo”, declaró.

Deja una respuesta