Consejero y procuradora del Gorehco se dieron su encontronazo en sesión de consejo regional

Consejero y procuradora del Gorehco se dieron su encontronazo en sesión de consejo regional

De todas las acusaciones que estaba lanzando el consejero por la provincia de Lauricocha, Abner Falcón Dávila, contra la procuradora del Gobierno Regional de Huánuco, Carla Mariel Ortiz de Zevallos, por fin ayer se vieron las caras en sesión de consejo.

El consejero, más sereno que antes, y sentado justo al costado de la cuestionada funcionaria, comenzó a acusarla que su área no está dando ningún tipo de resultados, razón por la cual el consejero trató de resumir su acusación con tres preguntas: ¿Cuántos años de experiencia tiene?, ¿cuánto gana? Y ¿si es procuradora del Gobierno Regional de Huánuco o de Pasco?, preguntas que eran escuchadas por una muy sorprendida procuradora, quien ocultaba su nerviosismo con una sonrisa.

La funcionaria comenzó aclarando que el EDZ es un documento que no define límites ni anexa territorios, que además no es un acto administrativo sino de administración, que no implica necesariamente un aplicación normativa. Al explicarle estos puntos, la procuradora le pidió tanto al consejero como al área de asesoría del Consejo Regional lean bien la normativa de demarcación territorial y que lean completo, en otras palabras les dijo que tienen problemas en comprensión lectora. Hecho que felizmente no se dieron cuenta, pero tuvo algunas reacciones de los consejeros cuando le increparon que como procuradora no puede estar esperando los resultados de la PCM, mientras los de Pasco están avanzando.

De su segunda pregunta, Ortiz respondió que gana la suma de S/5 000, y que tiene 10 años de experiencia como abogada colegiada. Este motivó a Falcón a decir que más bien es la funcionaria lo que no entiende la pregunta; “porque yo no pregunté cuántos años tiene como abogada, le pregunté años de experiencia en el sector público, esta señorita parece que no entiende, se ve una incapacidad enorme”, sentenció.

La tensión bajó luego que otros consejeros intervinieron, claro en contra de la joven procuradora, quien en todo momento se mantenía nerviosa, al punto que hasta tenía problemas para hablar.